Ser donante

Hablar de trasplante es hablar de vida. ¿Existe algo más bonito que la vida?

Ser donante no cuesta nada.

Conseguir mantener y avivar la llama de la vida de otros es el mayor regalo que un ser humano puede ofrecer a otro.

Ser donante significa ser generoso con nuestros semejantes.

Ser donante es germinar nuestra vida en otra vida.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto